BlogIdentidad CorporativaWeb

10 consejos para elegir el dominio de tu web

 

¿Cómo elijo el dominio para mi sitio web?

Para ello, necesitarás saber ciertas cosillas que te voy a explicar a continuación:
·

1 No tengas prisa y tómate todo el tiempo que necesites

Este es el mejor consejo que puedo darte (te habla la voz de la experiencia) Yo quería crear una web, pero era un cobarde integral que se escondía detrás de mil excusas para no hacerlo. Hasta que un buen día un compañero de trabajo me dio el último empujón. ¿Qué hice? ¡cagarla! Me apresuré tanto que no tuve en cuenta algunas variables y durante dos años me he comido con patatas un dominio que, sinceramente, terminé detestando.

Por ello, te aconsejo que no tengas ninguna prisa en elegirlo. Tómate tu tiempo, estudia los pros y contras, asesórate, haz pruebas…, pero no te precipites porque luego vienen las caritas de pena y los lloriqueos. El dominio no es un matrimonio para toda la vida (¡ni mucho menos!) pero si te puedes ahorrar un divorcio y volver a empezar de nuevo, mucho mejor.

·

2 ¿Marca personal o posicionamiento por palabra clave?

En la marca personal, todo dependerá del juego que puedan dar tu nombre y tus apellidos, de lo comunes que sean o de lo complicados que puedan resultar a la hora de escribir. Comienza a hacer, por ejemplo, las siguientes combinaciones:
nombre+primer apellido
nombre+segundo apellido
nombre+primer+segundo apellido
nombre+iniciales de apellidos
nombre+acrónimos de apellidos
nombre+tercer+cuarto apellido
apodos/alias (siempre que no sean demasiado estrambóticos o den imagen de poca seriedad)…
Si prefieres posicionarte en tu nicho con una palabra clave, te aconsejo que construyas un dominio que incluya, además, otros términos complementarios. Ten en cuenta que a estas alturas muchas de esas palabras ya están consolidadas en tu nicho y te resultará un poco más difícil posicionarte, así que deberás añadir algo distinto que llame la atención.
Puedes elegir palabras que te definan a ti o que definan tu trabajo, pero que den un toque o una chispa diferente para que resulte más fácil identificarlo y recordarlo. En cualquier caso, aunque optes claramente por una de las dos opciones anteriores no descartes ninguna porque, la alternativa que en un principio te parece menos atractiva, puede ser la ganadora final.

Eleccion_dominio web

·

3 Haz una lista

Anota todos los nombres que te van viniendo a la cabeza, incluso los que no contemplas a priori(marca personal vs posicionamiento por palabra clave) Como te decía en el primer punto tómate tu tiempo, no te satures ni te obsesiones. Si en algún momento se te agota la creatividad, descansa y vuelve a empezar cuando estés más fresco.

·

4 Consulta a otras personas

Aunque el dominio va a ser algo que va a definir tu sitio (y a ti), no cierres la puerta a otras opiniones. El punto de vista de terceros es el que va a despejar muchas de tus dudas y te hará ver más pros y contras de los que tú habías contemplado.
·

5 ¡Ojo con los números y otros caracteres!

Yo cometí el error de introducir un número en mi antiguo dominio. A medida que fui aprendiendo más sobre el mundo online, me di cuenta que esto fue una equivocación ya que siempre tenía que explicar cómo se escribía (¿en letra?, ¿en número?) Existen bitácoras cuyos nombres contienen números y son un exitazo pero si puedes evitarlo, hazlo. Y, también, evita palabras que hagan referencia a cifras.

Ten cuidado también con los guiones, porque tendrás que aclarar si se trata de un guión medio o bajo, puede dificultar su escritura o, en caso extremo, provocar la pérdida de visitas o de correos electrónicos por omisión de este símbolo.

·

6 Intenta que el dominio no sea demasiado extenso

Los expertos recomiendan que un dominio sea lo más corto posible y no exceda de los 12 caracteres. Creo que este es uno de los mayores handicap que nos podemos encontrar a la hora de elegir el nombre de nuestro site. Por ello, es bueno que no te centres en una sola palabra clave, sino en buscar sinónimos y alternativas viables que te ayuden a ahorrar espacio.
En mi caso, mi anterior dominio tenía la friolera de 17 caracteres + la extensión. Es decir, que me coroné con un nombre de 20 letras. ¡Es lo que tiene precipitarse!
Y ahora… ¿qué te parece si nos damos un descanso con la infografía? Pero no te vayas, ¡aún hay más?
Infografia_consejos_para_elegir_dominio

Viñetas de la infografía: Freepik.com

·

7 Fácil de recordar, de escribir y de pronunciar

Sería ideal que tu dominio contase con estas tres características, pero todo no se puede, ¿verdad? Al menos inténtalo y no te conformes con la primera idea que se te venga a la cabeza. Te recomiendo que lo escribas tanto en un papel como en el teclado de tu pc o de tu móvil. Y pronúncialo en voz alta para escuchar cómo suena fuera de tu cabeza. De esta manera comprobarás si existen dificultades a la hora de escribirlo o entenderlo y sopesarás mejor la elección.
·

8 ¿Por qué conformarse con un sólo idioma?

Tal vez te encuentres demasiado encorsetado buscando entre el vocabulario español. Te recomiendo que pruebes con términos en otros idiomas y ver qué tal suenan. Piensa esas palabras en castellano y busca su traducción (por ejemplo, al inglés, que es el idioma con el que estamos más familiarizados)
Te aseguro que te llevarás más de una sorpresa por la cantidad de nuevas opciones que se te van a presentar. Yo pensaba en palabras como relatos, crónicas, historias… para darle un aire un poco más romántico al dominio. Finalmente surgió la palabra Tales. Como te comentaba en el post de mirestyling, tales significa cuento/historia y es un homenaje a ese escritor que todo periodista lleva dentro.
Si te atreves con otros idiomas, hazlo. Pero siempre valorando la dificultad a la hora de escribir o entender esas palabras.
 ·

9 Elige la extensión y comprueba su disponibilidad

Una vez hayas seleccionado los nombres que más te encajan (te hablo en plural porque aún no deberías descartarlos todos), escoge la extensión más adecuada al mercado al que quieres dirigirte (por ejemplo si tu web está enfocada exclusivamente al público español, apuesta por la extensión .es)
En cualquier caso, con la herramienta Search Console (antiguo Google Webmasters Tools) podrás indicar a Google qué segmentación internacional encaja más con tus prioridades.
Además, con la proliferación de nuevas extensiones afinarás aún más en tu elección. Si tu web está orientada a los juegos online, puedes contratar la extensión .casino, por ejemplo. Todo dependerá del dinero que quieras invertir anualmente en el registro. Existen numerosas páginas en las que consultar la disponibilidad. Dondominio es un sitio bastante sencillo y donde realicé todas mis consultas.
En este punto te aconsejo que elijas un nombre que esté libre en todas sus extensiones. Por ejemplo, si te gusta lawebdepepe y este dominio ya existe con la extensión .com, descártalo y prueba con la siguiente opción de la lista.
Te recomiendo esto porque muchos usuarios pueden aterrizar en tu web por error, provocando tasas de rebote más altas. Si da la casualidad que la página que buscan es de tu misma temática se quedarán más tiempo en tu sitio, pero yo no soy partidaria de aprovechar este tipo de recursos basados en la estela de otros sites. Tu dominio debe ser único cuando lo contrates.
·

10 Siéntete a gusto con tu nueva identidad

Como consejo final (pero no menos importante), elige un nombre con el que te sientas a gusto e identificado. Yo no lo estaba y era un lastre que llevaba arrastrando durante mucho tiempo. Quizá pienses que no he hecho la mejor elección, pero creo que este dominio va conmigo y con mi personalidad.
Y hasta aquí este post de hoy. Se me ha ido un poco de las manos, pero quería darte los mejores consejos para ayudarte en este tema. Está claro que el éxito o fracaso de tu web dependerá del contenido que aportes a tus seguidores y de tu forma de comunicarte con ellos, pero siempre es mejor empezar con buen pie en la red.
Comparte...
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.